La historia del cangrejo


Estaba recorriendo la “Playa de la Cuevita”, cuando en sus arenas fui testigo de un drama.

Estaba tranquilamente un cangrejo en la entrada de su casa, su hoyo,



Un cangrejo sale de su casa,, originalmente cargada por Aztlek.

cuando decidió salir a patrullar su territorio.

— Debo mantener mi territorio limpio y sin que ninguno de esos molestos vecinos se meta en él — dijo seriamente el cangrejo.



El cangrejo patrulla su territorio, originalmente cargada por Aztlek.

Cuando, ve algo en los límites de su territorio.

— Humm, hay que investigar a ver que es — dijo preocupadamente.



Cuando ve algo, originalmente cargada por Aztlek.

— Es uno de los vecinos que quiere meterse en mi territorio — dijo indignado el cangrejo.



Otro cangrejo, originalmente cargada por Aztlek.

— ¡No te metas en mi territorio! — dijo rabiando al otro cangrejo.

A lo que el otro respondió.

— ¡Este es mi territorio, fuera del el!



Los cangrejos se retan, originalmente cargada por Aztlek.

Y como ninguno cedía sólo quedó una acción posible, lucha de cangrejos.



Comienza una violenta lucha, originalmente cargada por Aztlek.

La lucha se prolongó por mucho tiempo, unos segundos, pero es que para los cangrejos que viven la vida rápido eso es mucho tiempo. Lo cierto es que cada uno atacó con sus pinzas, mientras el otro retrocedía y buscando el punto débil arremetía a su vez. En un momento sus pinzas se entrelazaron quedando en un abrazo mortal, pero el cangrejo aprovecho esto y …

Finalmente, el cangrejo sale vencedor. No me pregunten cuál, para mi todos los cangrejos son iguales, pero alguno venció y el otro simplemente se fue con su orgullo herido, no más.



De la que el cangrejo sale vencedor, originalmente cargada por Aztlek.

Por que en el reino animal los enfrentamientos a muerte son raros y las disputas simplemente se resuelven con algunas pequeñas luchas. Tal vez deberíamos aprender de ellos.

Otras historias de la Foto-expedición de las ballenas:

Atardecer desde mi trabajo




Sunset from my workplace, originalmente cargada por Aztlek.

Definitivamente los atardeceres en mi ciudad pueden llegar ha ser muy especiales, yo diría apoteósicos. Este lo tomé desde mi lugar de trabajo.

Piscina natural de “Carpe diem Caliquí”




Natural pool of "Carpe diem Caliquí", originalmente cargada por Aztlek.

Aparte de ser una de los sitios más fotogénicos de la finca “Carpe diem Caliquí” es uno en los que se pasa mejor. Se puede uno, literalmente, sumergir en el paisaje.

Amanecer en Carpe diem Caliqui




Sunrise in Carpendiem Caliqui, originalmente cargada por Aztlek.

Ese día con solo haber dormido unas tres horas me levanté a las cinco y media, por dos razones: el amanecer y las aves. El sólo hecho de observar este amanecer valió la pena el dormir poco y levantarse temprano.

Atardecer en mi barrio




Sunset in the neighborhood, originalmente cargada por Aztlek.

Otro más de esos hermosos atardeceres bogotanos. Este aproveche que se canceló mi curso de la noche, no tenía mucho que hacer. Al ver la espectacular luz, me alisté rápidamente y salí a la calle. Quería tomar el atardecer entre los edificios, y al estar haciendo eso noté la flor y pensé que le podría poner más interés a la foto.

El cliché del conejito y su zanahoria




The cliche of the rabbit and his carrot, originalmente cargada por Aztlek.

Si, es un cliché, pero no pude resistirme de tomarle muchas fotos a este hermoso conejito, además, muy amistoso. Entre todas las tomas quedó este clásico cliché. Sólo le falta decir “qué hay de nuevo viejo”.

Atardecer en mi ciudad




Sunset un my city, originalmente cargada por Aztlek.

Llegué a mis clases de la noche en en SENA y vi los colores que se estaban formando sobre los edificios e inmediatamente empecé a buscar una ventana desde donde se pudiera fotografiar el atardecer. Tuve que subir hasta el último piso del edificio. ¿Mis estudiantes? pues que esperan, siempre llego temprano y esta oportunidad no la podía perder. Como siempre hice varias fotos y esta es una de ellas. Espero la disfruten.

A %d blogueros les gusta esto: