Zarapitos al atardecer




Zarapitos al atardecer, originalmente cargada por Aztlek.

Esta es otra toma de Aves al atardecer en la desembocadura del río Tundó. Como les conté esa vez, estaba tomándole fotos a esos espectaculares atardecer en el río Valle, cuando, casi sin darme cuenta, llegaron estos zarapitos y mejoraron mucho la fotografía. Ésta es un acercamiento de las aves. La presencia de ruido en ella es debido a las condiciones, ni siquiera tenía trípode, pero me parece que hace que el ambiente sea más romántico. Ahora sólo imagínese el ruido de las olas a lo lejos, el olor del río y el mar mezclado, y sobre todo, la paz que se respira a esa hora.

Otro cangrejo


Another crab
Otro cangrejo, originalmente cargada por Aztlek.

Estoy bastante sorprendido de lo terriblemente populares que se han vuelto mis fotos de cangrejo, incluso más que las ballenas o aves. Algo tienen, un no se qué en no se donde. Así que a petición del público, otra foto de cangrejo.

Playa de “La Cuevita”



Playa de “La Cuevita”, originalmente cargada por Aztlek.

Esta es el final de la playa de “La Cuevita”, ya casi al comienzo del Parque nacional Natural Utría. Es una playa muy larga, caminado pueden ser aproximadamente dos horas, y después de esa travesía encuentra uno esta belleza que lo invita a uno a sentarse a simplemente a contemplar.

Halcones nocturnos, de Hopper, al estilo chocoano




Hopper’s Nighthawks, choacoano style, originalmente cargada por Aztlek.

Una escena nocturna en un café del “El Valle” en el que el ambiente recuerda vagamente al cuadro de Edward Hopper Nigthawks, Halcones nocturnos. El ruido en la foto es buscado a propósito para dar más ambiente mediante la textura.

Pero no se dejen engañar de ese ambiente desolado de la fotografía “El Valle” es realmente una población amable y muy segura de noche o de día.

Araña en su tela




Spider on its web, originalmente cargada por Aztlek.

Esta araña era muy grande, aproximadamente unos diez centímetros. Además estaba en el centro de su red, que también era muy grande, tal vez metro y medio. Y por si fuera poco, tenía unos colores muy hermosos. Por esa razón no pude dejar de hacerle una fotografía.

Cangrejo en su casa




Crab at home, originalmente cargada por Aztlek.

Otras historias de la Foto-expedición de las ballenas:

Cangrejos en las rocas




Crabs on the rocks, originalmente cargada por Aztlek.

Comencé a subir las rocas con mucha dificultad, pues los zapatos que llevaba eran muy, pero muy resbalosos en piedra mojada. Al principio me concentré en al mar rompiendo contra las rocas, pero por el rabillo del ojos sentí movimiento. Miré y no vi nada. Otra vez movimiento. Miré otra vez. Nada. Como a la tercera o cuarta comencé a notar esto pequeños cangrejos, que son del mismo color de la piedra. Para lograr que se vieran en la fotografía pues tuve que hacer varias maromas con el peligro de caer el mar. Pero al fin pude lograr esta foto.

Otras historias de la Foto-expedición de las ballenas:

A %d blogueros les gusta esto: