Jilguero aliblanco




Lesser Goldfinch, originalmente cargada por Aztlek.

Esta hermosa ave es un jilguero aliblanco, posó un buen rato mientras cantaba y además de lo bonita que es, cantaba muy bien, es un jilguero. No se mucho de aves, pero me parece que está un poco gordita, lo que quiere decir que el ecosistema en el que vive le es muy propicio. Y al parecer el Humedal de La Florida tiene unas condiciones muy particulares que hace que sea el hogar de muchas aves como veíamos con la Tingua Bogtotana. Por ello es muy importante que este humedal no desaparezca. Y hay que recordar que está amenazado por desarrollos inmobiliarios y por vías proyectadas que impactarían el humedal.

Esta fotografía la hice, otra vez, con mi Rokinon 500mm f/6.3, ésta en el humedal de la florida, en donde he hecho las últimas fotos que he publicado en este blog. Para ser un catadrióptico la foto salió aceptable y ya varias han salido con alguna calidad. Particularmente el Humedal de la Florida tiene muy buena luz por las mañanas, precisamente iluminando esta cañas que hacen que las fotografías se vean muy bien. No podría decir, todavía, cuales son las condiciones en las que estas fotos salen bien. Lo que si puede contarles es que el enfoque y la trepidación son problemas que se amplifican el los teleobjetivos. El enfoque, pues, es manual y eso unido a una profundidad de campo reducida los hacen difíciles de manejar. Pero esto puede ser reducido con mucha práctica. La trepidación se puede reducir con el suso de trípode o con monopode, como en mi caso.

¡La Tingua Bogotana en peligro de extinción!


Tingua Bogotana between the reeds, originalmente cargada por Aztlek.

Esta tímida ave entre los juncos es la Tingua Bogotana y está en peligro de extinción, pero más adelante les contaré sobre ello. Siempre que se siente en peligro busca refugio entre los juncales. Por ello es muy difícil de ver. Pero no vive permanentemente entre los juncales, para alimentarse prefiere fangales o vegetación baja flotante.

Bogota rail feeding, originalmente cargada por Aztlek.

Se alimenta de invertebrados acuáticos, larvas de insectos, gusanos y lombrices. Y las lombrices tienen un significado especial para estas aves. En época de apareamiento el macho le da a la hembra una ofrenda de amor, una lombriz. La atiende amorosamente con regalos y ella se deja consentir. Y si el galanteo funciona, arman su nido en los mismos juncales en los que se oculta.

Pero a la menor señal de peligro corre a ocultarse otra vez. Y eso es lo que pasó: Estábamos varios observadores de aves en una caceta especial que hay en el lago del parque la Florida, y dos muchachas se bajaron para fotografiarla. La tingua temiendo por su seguridad se escondió entre las cañas. Sin embargo las miraba suspicazmente desde su refugio.

Bogota rail looking suspiciously, originalmente cargada por Aztlek.

Después, como las muchachas no se retiraban su mirada cambió y parecía de mal genio.

Bogota rail upset, originalmente cargada por Aztlek.

Finalmente las dos muchachas se aburrieron y volvieron a la caseta, y a los pocos minutos la tingua volvió a salir para alimentarse. Seguramente tenía hambre. Y los demás observadores pudimos disfrutar de ella.

¿Pero como un ave que es tan cuidadosa con su seguridad está en peligro de extinción? Muy sencillo, estamos destruyendo su hábitat, los humedales. Ya he escrito en otras ocasiones en como tenemos la afición nacional de desecar los humedales en ¡Se roban la laguna de Cucunubá! y en ¡Tingua pico verde en peligro!. Estamos drenando, contaminando, sedimentando o todo junto, nuestros humedales y lagunas, y además de que nos vamos a quedar sin agua, o al contrario sufrir con muchas inundaciones, estamos acabando con aves tan hermosas como la Tingua bogotana que sólo la hay en los humedales de Bogotá y en ninguna otra parte del mundo.

Adicionalmente para esta articulo he preparado un mapa conceptual de las características principales de la Tingua bogotana (Rallus semiplumbeos), y una lista de referencias (que está al final). Espero les sea de utilidad.

Mapa conceptual de la Tingua Bogotana (Rallus semiplumbeus)

Mapa conceptual de la Tingua Bogotana (Rallus semiplumbeus)

Referencias

[1] Renjifo, L. M., A. M. Franco-Maya, J. D. Amaya-Espinel, G. H. Kattan y B. López-Lanús (eds.). 2002. Libro rojo de aves de Colombia. Serie libros Rojos de Especies Amenazadas de Colombia . Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt y Ministerio del Medio Ambiente. Bogotá, Colombia.
[2] OpEPA. Tingua bogotana, rascón bogotano – Rallus semiplumbeus
[3] Daniel Bernal. Tingua Bogotana en el humedal Tibabuyes o Juan Amarillo. http://humedalesbogota.com.
[4] Miles McMullan; Alonso Quevedo; Thomas Donegan. Guía de Campo de las Aves de Colombia. Fundación ProAves. 2010.
[5] Wikipedia. Rallus semiplumbeus.

Belleza incomprendida




Beauty misunderstood, originalmente cargada por Aztlek.

Esta tímida y tierna ave es un gallinazo negro. Si, si lo es, aunque no lo crea. Lo que pasa es que tenemos mucho mitos alrededor de esta ave, la vemos como fea y repulsiva, cuando realmente no nos hemos acercado a verla. Y de cerca, ¡es muy tierna!

Si todavía no está convencido recuerde la fotografía que ya publiqué en este blog.

Un vuelo majestuoso, pausado, simplemente adueñado del aire, de tal forma que hasta los parapentistas los envidian.

Espiguero pizarra



Slate-colored Seedeater, originalmente cargada por Aztlek.

Este simpático pajarito estaba parado en unas cañas en el Humedal de la Florida, es un macho. Resultó ser el Espiguero pizarra (Sporophila schistacea), que según la Guía de Campo de la Aves de Colombia es poco común y enigmático. No es la primera vez que publico una foto de una ave que se supone es difícil de ver como la Tingua Pico Verde, creo que aveces es sólo dedicarle el tiempo, tener paciencia y de pronto suerte (como en este caso) para que ellos aparezcan.

El cuento de la garcita verde


Esta es la historia de una garcita verde, que en realidad se veía azul, pero eso no le importaba a ella, ni a nosotros, pues no es importante para esta historia.


The little green heron, originalmente cargada por Aztlek.

Ella caminaba por el humedal buscando algo que comer.


The little heron walking, originalmente cargada por Aztlek.

— Tengo mucha hambre, este humedal está más o menos, a pesar de la presencia de esos humanos con palos y bolitas.

La garcita vivía en el Humedal de la Florida cuyos terrenos habían sido invadidos en parte por una cancha de golf.

Encontró un buen sitio y se puso a acechar, muy, pero muy quieta.


The little heron lurking, originalmente cargada por Aztlek.

Cuando pasó un pequeño pez, en el agua delante de ella. Y sin perder el tiempo y en menos de un segundo …


The little heron harpooning, originalmente cargada por Aztlek.

Pero no atrapó nada.


The little heron not catch, anything, originalmente cargada por Aztlek.

Y un poco deprimida, decidió cambiar de sitio.


The little heron looking elsewhere, originalmente cargada por Aztlek.

Hasta que vio algo en el agua.


The little heron find something, originalmente cargada por Aztlek.

Y se lanza a atraparlo.

¡Y lo logra!

Y se aleja feliz, con un caracol.


The little heron fishing a snail, originalmente cargada por Aztlek.

— ¡Ahora su puedo dar de comer a mis hijos!

Monjita de espaldas



Yellow-hooded Blackbird’s Back, originalmente cargada por Aztlek.

Una Monjita, ésta es una ave que se ve mucho en los humedales de Cundinamarca (Colombia). Son muy llamativos, por esa combinación entre negro y amarillo fuerte. Se paran en la cañas que crecen en el agua, como el de la foto, pero no duran ni un minuto en el sitio y también tienen una distancia de fuga muy lejana, por ello es muy difícil hacerles una foto. Además esta fotografía, como siempre llena de ruido, está hecha con el Objetivo catadióptrico de 500mm (el Rokinon 500mm f6.3), por eso la baja calidad. El objetivo es de enfoque manual y todavía estoy aprendiendo a enfocar, algo adicional para la baja calidad. Pero no se puede negar que me he divertido mucho con este catadiótrico, una de las mejores compras que he hecho.

Están matando al Pato media luna



Blue-winged Teal, originalmente cargada por Aztlek.

Ésta fotografía, la de un Pato media luna, siempre la he querido publicar. Pero no por su valor fotográfico, está muy llena de ruido y no tiene ninguna composición interesante. Pero hay una situación muy delicada con respecto a estos patos.

El Pato medialuna o Anas discours, pato diferente, son migratorios, vienen desde Canadá, aunque parece que algunos son residentes. Por su procedencia lo llaman Pato canadiense. Son muy abundantes, en la fotoexpedición de las lagunas del norte de Cundinamarca los vi en casi todas las lagunas, inclusive en los ojos de agua que apenas merecen llamarse así. Pero esto podría cambiar muy rápidamente por dos razones.

La primera, estamos acabando con su habitad muy rápidamente . Ya denuncié como se están robando la laguna de Cucunubá, pero ésta no es la única, son casi todas. Como decía en ese artículo parece ser un pasatiempo nacional desecar lagunas. Y el otro pasatiempo es cazar fauna.

Pero no es una caza normal, están envenenando por millares a los patos. Toman alguna comida que les guste, le echan veneno y lo ponen en los sitios donde ellos acostumbran a estar. Y después le disparan a los cadáveres para decir que los “cazaron deportivamente”. Tarde o temprano, estarán en peligro de extinción.

A %d blogueros les gusta esto: