Familia pingüino IV




Penguin family IV, originalmente cargada por Aztlek.

Esta familia tiene una visitante, el pingüino que está con el pico hacia arriba. Esa posición la adoptan cuando van ha llamar a su pareja, por eso se que es la vecina.

Familia pingüino III




Penguin family II, originalmente cargada por Aztlek.

La segunda de esa hermosa familia que hacen los pingüinos. Falta el otro padre, que está consiguiendo para alimentar a la familia, mientras ésta cuida a los niños. Al siguiente día se turnan.

Bebé pengüino




Baby penguin, originalmente cargada por Aztlek.

Son una mota de plumón y tan curiosos como sus padres. Después de un tiempo se convertirá en un hermoso ejemplar de pingüino magallánico, pero la ternura, la tienen desde pequeños.

Closeup’s penguin




Closeup’s penguin, originalmente cargada por Aztlek.

Un acercamiento, principalmente al ojo del pingüino, por que si lo notan tiene una cierta aureola roja, lo que le da un toque de misterio a una criatura que es tan tierna.

Anidando II




Nesting II, originalmente cargada por Aztlek.

Esta es la segundo fotografía que publico de este abnegado pingüino construyendo su nido, más exactamente “alfombrándolo”, pues ellos hacen agujeros en la tierra y al parecer los vuelven más cómodos con ramas, plumas y otras cosas.

Si quieres ver la otra fotografía Anidando

Pingüino VI




Penguin VI, originalmente cargada por Aztlek.

Este es un hermoso ejemplar de pingüino magallánico. Como siempre son curiosos antes los humanos, me gustaría saber que están pensado cuando se le quedan mirando a uno con esa aparente curiosidad.

Pingüino añorando el mar




Penguin longing for the sea, originalmente cargada por Aztlek.

Algunas veces, apenas salen del agua la voltean a mirar como añorándola. Y es que dicen que los pingüinos no vuelan, pero los que lo dicen es por que no los han visto.

No se impulsan con la cola como la hacen muchas criaturas que nadan. No, se impulsan con sus aletas, aletean, con una agilidad que solo se le ve a algunas aves en el aire. Son rápidos y gráciles, vuelan en el agua. En cambio en tierra son torpes y lentos ¿Y por ello, por que no añorar el mar?

A %d blogueros les gusta esto: