\

Un quiche




One quiche, originalmente cargada por Aztlek.

El quiche es una planta que muy comúnmente adorna los árboles de nuestro país. Pero no debe haber confusión, aunque crece encima de los árboles no es una planta parásita, es epifita, esto es, que crece sobre otra planta. Este hecho se evidencia cuando uno las ve crecer incluso encima de cables de electricidad ¡y no creo que estén parasitando a la empresa de energía!

Estas plantas forman una corona de hojas y en su centro se deposita agua y muchos desechos orgánicos de donde la planta saca el alimento. Por esta misma conformación muchos animales pequeños buscan refugio en su interior y hay muchas especies que depende de ello. Ahora no tengo ni idea de cuál es la especie de este quiche, ni siquiera su nombre común. Pero, un dato curioso, la piña o ananá es una bromelia.

El caso es que esta foto lo tomé por la transparencia de las hojas contra la fuerte luz de verano del altiplano cundiboyacence. Pero en ésta época de año la luz tiene fuertes contrastes, por lo que es muy difícil sacar una foto decente. Sin embargo, decidí aprovechar esa fuerte luz y los cielos azules para tener una foto basada en colores fuertes y saturados, como me gusta. Ustedes me dirán si lo logré.

Dedalera con gotas de rocio




Foxglove with dew drops, originalmente cargada por Aztlek.

Si, no es la primera vez que publico una fotografía de esta planta (ver Más flores), pero no me pude resistir cuando estaba cubierta de rocío aumentando su belleza. Y es que en todos los caminos que he hecho últimamente crece esta planta. Es una especie introducida y crece muy bien en nuestro clima, pero sólo un biólogo puede decir si esto es bueno o malo para nuestro ecosistema. Por ahora les cuento que la dedalera de nombre científico Digitalis purpurea contiene fármacos muy fuertes que pueden afectar el corazón, es muy venenosa, y por ello sacan una sustancia para drogas para el corazón, aunque la wikipedia dice que ya no se usa mucho por que es difícil establecer una dosis.

Lo cierto es que este es un ejemplo del peligro que encierran algunas bellezas.

Laguna Colorada, en el páramo de Sumapaz


Volví al páramo, específicamente el de Sumapaz, el más grande del mundo. Y es que el páramo en uno de mis sitios preferidos, simplemente por que es naturaleza virgen, apenas tocada por la humanidad. Es frío y muy húmedo. Pero sentí una emoción que casi me hacía llorar al volver a ver toda esta belleza. Lástima que se presenta pocas oportunidades para visitarlo. Pero soy feliz sabiendo que existe, así pueda visitarlo pocas veces.

Este páramo, el de Sumapaz, hace parte de la capital de Colombia, Bogotá, si es parte de su territorio, de hecho está en la localidad veinte, la ciudad tiene veinte localidades. Pero aparte de su belleza el páramo es muy importante pues es como una esponja que absorbe toda la humedad del aire (en la foto se ve la neblina) y la condensa formando lagunas y ríos. Muchos de los ríos de Colombia e incluso Venezuela se origina en esto páramos. Son la clave de la riqueza hídrica del país.

Zarapitos al atardecer




Zarapitos al atardecer, originalmente cargada por Aztlek.

Esta es otra toma de Aves al atardecer en la desembocadura del río Tundó. Como les conté esa vez, estaba tomándole fotos a esos espectaculares atardecer en el río Valle, cuando, casi sin darme cuenta, llegaron estos zarapitos y mejoraron mucho la fotografía. Ésta es un acercamiento de las aves. La presencia de ruido en ella es debido a las condiciones, ni siquiera tenía trípode, pero me parece que hace que el ambiente sea más romántico. Ahora sólo imagínese el ruido de las olas a lo lejos, el olor del río y el mar mezclado, y sobre todo, la paz que se respira a esa hora.

Playa de “La Cuevita”



Playa de “La Cuevita”, originalmente cargada por Aztlek.

Esta es el final de la playa de “La Cuevita”, ya casi al comienzo del Parque nacional Natural Utría. Es una playa muy larga, caminado pueden ser aproximadamente dos horas, y después de esa travesía encuentra uno esta belleza que lo invita a uno a sentarse a simplemente a contemplar.

Araña en su tela




Spider on its web, originalmente cargada por Aztlek.

Esta araña era muy grande, aproximadamente unos diez centímetros. Además estaba en el centro de su red, que también era muy grande, tal vez metro y medio. Y por si fuera poco, tenía unos colores muy hermosos. Por esa razón no pude dejar de hacerle una fotografía.

A %d blogueros les gusta esto: