Cómo Wikileaks le saca la lengua a los gobiernos


Pues éste colibrí lo fotografíe cerca de una cien veces en la ‘Reserva de Río Blanco’ en Manizales (Colombia). Y en un principio estaba pensando en contarles la gran cantidad de fotografía que fue necesario para obtener ésta, a pesar que éstos colibrís están acostumbrados a los humanos y se les puede acercar. Es que son muy ágiles y por ello difíciles de atrapar.

Pero dado los atentados que ha habido en contra de la ‘libertad de expresión’ y por ende de la democracia, preferí convertir esta foto en un símbolo, uno que dice que Internet permite a las personas ser como los colibrís, rápidos y ágiles, y poder burlar los atentados contra la democracia.

Apoyemos a wikileaks. Apoyemos la democracia.

A %d blogueros les gusta esto: